Vehículos Inteligentes: lejos del auto fantástico, cerca de la realidad

Uno de los segmentos en donde lo “Smart” ha calado fuerte es en los vehículos de uso diario. Cómo serán las nuevas tecnologías que pretenden asegurar una conducción más placentera y segura.

Es un hecho, hablar de autos inteligentes y conectados es el próximo salto en materia de conducción. El tema está instalado desde hace aproximadamente un año cuando Google mostró sus avances en su auto autónomo que se conduce solo y que, a futuro, ofrecería un viaje totalmente desatendido por parte de los ocupantes quienes podrán relajarse durante el camino sumando productividad a bordo.

Si bien el vehículo de Google fue la punta de la lanza, hoy otras propuestas se materializan y cobran vida en las oficinas de los principales fabricantes de automóviles que ya se subieron al nuevo tren de la conectividad y pretenden no quedarse afuera de esta nueva movida.

Lejos del auto fantástico, cerca de la realidad

El auto conectado ya es una realidad, si bien hay que esperar como responde el mercado de consumo, parece ser que ya tiene un futuro más que promisorio. Según un estudio realizado por Juniper Research en 2017 el 20% de los coches estará habilitado para utilizar aplicaciones.

Los-autos-2.0-suman-entretenimiento-a-bordo-con-pantallas-tactiles-en-el-centro-del-habitáculo-510x340

La primera parada hacia los autos conectados tiene como objetivo el reemplazo del viejo estéreo por un centro de entretenimiento conectado y acorde a los tiempos que corren. Una de estas empresas es Intel, que ya cuenta con una plataforma para potenciar el infoentretenimiento en vehículos. Mediante la integración del chip Intel Atom se pueden sumar nuevas experiencias en los automóviles con la inclusión sistemas de navegación, entretenimiento integral en el habitáculo posterior y diversos servicios basados en la geolocalización.

Intel ya está colaborando con varias automotrices como Jaguar, Toyota, BMW y Kia para la integración de las nuevas tecnologías en los nuevos modelos de automóviles.

Otro caso de éxito es el auto de Volvo mostrado en el CES 2015, que utiliza la plataforma Connected Vehicle Cloud desarrollada por Ericsson. Los autos Volvo ya utilizan esta tecnología en su prototipo Volvo Cars Sensus Conect, brindando una renovada experiencia a bordo a partir de una pantalla táctil en el centro de los asientos delanteros, que permite consultar el estado del tiempo, reproducir música vía streaming utilizando el servicio de Spotify, ver videos online y navegar por la web.

El sistema, que además incluye reconocimiento de voz, se conecta a Internet gracias a un dock especial ubicado en la guantera del vehículo en donde se deberá ubicar el Smartphone para conectar vía 3G o 4G el sistema digital de acceso a la información del auto. Al realizar esta acción, el Volvo se convertirá en un Hotspot compartiendo la conexión vía Wi Fi, para que los demás ocupantes puedan conectar sus tablets y celulares y así disfrutar del contenido online.

El-auto-conectado-de-Volvo-que-se-podrá-comunicar-con-los-ciclistas-fue-presentado-en-el-CES-2015-510x340

Seguridad extra

En materia de seguridad, se están desarrollando interesantes propuestas, siendo este el rubro más interesante que explotará al máximo los nuevos autos inteligentes. Una de estas nuevas tecnologías fue desarrollada por el consorcio Volvo, POC (fabricante líder de equipos de protección para atletas y ciclistas para deportes de gravedad) y Ericsson y fue mostrada en la edición del CES de este año.

Esta tecnología tiene un fuerte arraigo en la seguridad de los ciclistas, dado que los datos de accidentes revelan que el 50 por ciento de todos los ciclistas muertos en el tráfico han chocado con un auto. Se trata de una innovadora tecnología de seguridad que conecta a los conductores y a los ciclistas, por primera vez en la historia.

La tecnología consiste en un coche y en un casco “prototipo” conectado que establecerá alertas de proximidad a través de comunicación de doble vía a los conductores de Volvo y a los ciclistas para evitar accidentes. Utilizando una simple aplicación de smartphones para los ciclistas, como Strava, la posición del ciclista puede ser compartida a través de la nube de Volvo para el coche, y viceversa. Si se calcula una colisión inminente, ambos usuarios de la carretera serán advertidos y habilitados para adoptar las medidas necesarias para evitar un posible accidente. Como adelanto, se puede ver el video proyectado en el CES desde la siguiente dirección.

Otra interesante posibilidad en la que se está trabajando es el nuevo protocolo de conexión para automóviles llamado Vehículo a Vehículo (V2V por sus siglas en Ingles), un idioma electrónico basado en la tecnología Wi Fi que permitirá a los autos conectarse entre sí para evitar accidentes.

Este nuevo sistema, que en febrero de 2014 fue aprobado para su utilización en Estados Unidos, permitirá que los autos aceleren o frenen dependiendo de la distancia y velocidad de los vehículos que se encuentren próximos. Los autos, que también van a interactuar con las indicaciones de los semáforos y contemplando los límites de velocidad, también estarán preparados para evitar colisiones, indicando mediante vibraciones la proximidad de otro vehículo y, si es necesario, frenando totalmente el automóvil para impedir el choque.

Si bien actualmente la tecnología V2V no se encuentra implementada en todo el mundo, su futuro es más que prometedor. Se prevé que para el año 2027 se incluya en un 70% de los vehículos del mercado automotor.

Audi-y-Nvidia-una-alianza-estrategica-para-sumar-poder-de-computo-a-bordo-1-453x340

Cada vez más firmas

La apuesta de las empresas por autos inteligentes cada vez es mayor y más relevante. Una muestra de esto es el espacio que le dedicó CEA a estas tecnologías en su muestra anual CES 2015. En total las compañías automotrices ocuparon un área de exposición de más de 15.300 metros cuadrados, un 17% más que en la pasada edición, donde se pudo ver y probar las últimas tecnologías para la conducción autónoma de vehículos, la prevención de accidentes y colisiones y los coches conectados.

Entre las empresas que desfilaron por el Centro de Convenciones de Las Vegas se destacaron Audi, BMW, Chrysler, Ford, GM, Hyundai, Mazda, Mercedes, MINI, Toyota y Volvo entre otras.

Pero el CES no es el único salón de exposición para los autos conectados, un modelo de Ford se dejó ver en el Mobile World Congress de Barcelona realizado en el mes de febrero del pasado año. El auto escanea 2,5 millones de parámetros por segundo detectando todo a su alrededor de manera que no necesita conductor para circular por la calle. El prototipo utiliza cuatro sensores LiDAR (Light Detection and Ranging) que generan un mapa 3D en tiempo real en un radio de 70 metros; toda una apuesta sobre ruedas.

¿Seguridad para quién?

Hace algunas semanas me encontraba viendo un programa de TV en el que se encontraba como panelista el reconocido emprendedor del sector tecnológico Santiago Bilinkis. La conversación capto mi atención cuando la discusión se centró en los autos del futuro, hablando de un concepto clave del que poco se habla. Bilinkis planteaba el desafío que significa que un auto tome decisiones con un ejemplo tan claro como escalofriante: ante una situación de colisión, ¿el auto decidirá salvar la vida de su propietario detrás del volante o del conductor del vehículo con el que chocaremos?

Detrás de la pragmática inteligencia del auto hay un programador que deberá abordar tales responsabilidades, un debate que, hasta el momento, le faltan horas y horas de análisis.

Fuente: DonWeb.com