Suspendieron 2.500 dominios donde se vendían productos falsificados

Una división especial de la policía británica anunció que ya inhabilitó 2.500 dominios de Internet que contenían sitios de venta de productos falsificados. Este gran golpe se enmarca dentro de la lucha contra los delitos de la propiedad intelectual, que según datos oficiales de la ciudad de Londres le está costando a la economía de Gran Bretaña cientos de millones de libras cada año.

El anuncio se dio a conocer la semana pasada, justo en el Día Mundial de la Propiedad Intelectual (26 de abril), y bajó de la web a una gran cantidad de páginas que se dedicaban a comercializar productos publicitados como de marcas reconocidas, entre las que se encontraban UGG, Abercrombie, Hollister, Jack Wills, Gucci y Thomas Sabo, pero que en realidad no eran auténticos.

Las autoridades comenzaron a trabajar sobre la problemática en septiembre de 2013 y 8 meses después comunicaron los resultados obtenidos. Específicamente, la Unidad de Policía de Delitos de la Propiedad Intelectual (PIPCU, por sus siglas en inglés), creada para proteger a las industrias británicas del fraude, es la división que se encarga de llevar adelante las investigaciones, y está financiada por el Departamento de Negocios, Innovación y Habilidades del Reino Unido.

El jefe de la división, Andy Fyfe, destacó la tarea realizada por su área y advirtió que los consumidores deben ser conscientes del riesgo que asumen al comprar en páginas como las suspendidas: “Detrás de muchos de estos sitios se encuentran bandas de crimen organizado y los usuarios deben saber que están exponiendo sus datos personales a delincuentes”.

Se estrena <.london>

A partir de hoy, la capital británica tiene su propia extensión para el registro de dominios en Internet y se suma a otras ciudades del mundo que ya lo tenían, como Nueva York, París y Colonia. Este novedoso grupo de nombres pertenece a los denominados “nuevos dominios de nivel superior”, impulsados por ICANN para abrir el mercado a otras identificaciones.

Hasta el 31 de julio, aquellos que posean marcas registradas y los habitantes de Londres podrán solicitar sus propios dominios con la extensión .london. El resto de los interesados deberá esperar a la segunda fase (comenzará el 9 de septiembre).

PuntoDominios.com