La importancia de integrar el Marketing Online con el Offline

Fuente: DonWeb.com

Cómo dar pasos firmes en el mundo de la comunicación tradicional y el universo web; cuales son los nuevos consumidores y los desafíos de plantear una integración de trabajo minimizando riesgos.

Cuando hablamos de estrategias online, parece una difícil tarea realizar un anclaje con lo que sucede más allá del ciberespacio. Dicho de otra forma, muchas veces nos resulta complicado maridar el mundo físico con los beneficios del universo online.

Esto también implica a las estrategias de marketing que empresas y emprendedores realizan en diferentes plataformas.

Si vemos lo que sucede en el mercado profesional, aún hoy se encuentran ejemplos de cómo esta integración transita un complicado presente. Equipos de trabajos desarticulados que trabajan en campañas online mientras otro equipo hace lo propio en el plano offline.

En este artículo, veremos cómo mejorar el diálogo en la comunicación empresarial al plantear estrategias más integrales que resulten en un mayor impacto publicitario.

Los unos y los otros

Una excelente idea es buscar ejemplos en otras actividades que han sabido transitar con éxito este nuevo paradigma en que nos encontramos inmersos. Hoy lo offline y lo online tiene un mismo nivel de consideración a la hora de realizar un planteo laboral y una inversión de dinero en personal.

Un buen ejemplo son los medios de comunicación que, en los últimos años, han multiplicado esfuerzos en integrar en una misma redacción a profesionales que siguen trabajando en los medios tradicionales como generando contenido para internet y las redes. Dicha integración parte de una estrategia física en la cual las redacciones han derribado paredes para que todo el personal comparta una gran zona de trabajo que fomente el trabajo colectivo y la colaboración.

Llevado al plano del marketing, a veces este desencuentro es tal porque se considera que trata al mundo online como si fuera algo aparte, desconocido y en algunos casos difíciles de medir. Por otro lado, en muchos casos no es considerado un canal más como si lo son la prensa escrita, la TV y la radio.

Una buena idea es, como el ejemplo de las redacciones periodísticas, nomenclar, tratar de unir y no sustraer la idea de que los nuevos medios de comunicación pertenecen a una entidad aparte de los medios tradicionales de comunicación.

Esta visión sesgada de los medios puede llevar a dividir ópticas y generar una dicotomía dentro del grupo profesional.

El consumidor, la clave de la solución

Una interesante forma de plantear una solución integral a esta problemática es hacer el siguiente razonamiento: el consumidor de los medios tradicionales es, en su gran mayoría, el mismo público que se informa a través de los nuevos medios de comunicación.

Salvo grupos etarios puntuales, la mayoría de nosotros miramos TV, escuchamos radio, leemos y también navegamos en internet. Por tal motivo, si el público no considera una división en su actuar diario, tampoco deberíamos hacerlo desde las estrategias de comunicación.

Claro que no basta con implementar las estrategias de marketing offline en el mundo online; habrá también tener un equipo capacitado sobre posicionamiento online (SEO), presupuestos y presencia de redes sociales y manejo de perfiles (comunity manager).

Delegar ciertas tareas

Claro que pensar en una estrategia online de comunicación puede requerir inversión en capacitación y tecnología. Por suerte existen ciertos pasos intermedios a la hora de tener presencia online. Si la idea es bajar costos y tener control sobre el producto online, se pueden delegar ciertas tareas.

Por ejemplo, en Donweb.com, existen servicios que pueden ser tenidos en cuenta a la hora de comunicar efectivamente en el mundo online. Desde el simple pero efectivo e-mail marketing hasta gestiones en el plano publicitario pasando también por el marketing en las redes sociales más populares de la web.

Internet llegó para quedarse

Parece una obviedad en este punto pero es algo que siempre es bueno recordar. Lejos de ser una moda pasajera, internet está aquí y para siempre. Mientras más rápido hagamos esta lectura, mejor será cualquier despliegue e implementación futura.

Los usuarios navegan desde sus móviles; el contenido debe estar adaptado a pantallas verticales y la mayoría de nosotros realiza cada vez más compras online. Si vemos y observamos dichas lecturas como posibilidades de crecimiento, todo irá para bien.