El trabajo freelance experimenta un sostenido crecimiento en la región

Fuente: DonWeb.com 

Un estudio revela que el teletrabajo creció más del 180% durante 2016; cuales son los índices para este año y los números en los principales países de América Latina.

Una de las características más interesantes y destacadas de internet, son los nuevos nichos que ha abierto en el mercado laboral. Hoy un trabajador, tiene la posibilidad de enfrentar su rutina diaria laboral desde su propia casa y ser contratado por empleadores que se encuentran del otro lado del mundo.

Con solo la conexión a internet como soporte y una computadora, desarrolladores de software, periodistas, consultores y otros profesionales se proyectan hacia una cosmopolita ciudad digital en donde su escritorio esta siempre online.

Los basamentos a la hora de elegir un trabajo freelance son muchos, pero en el tope de ellos se encuentra el trabajo por objetivos y el hecho de ser dueños de sus tiempos. Sin importar las horas dedicadas, lo importante es que el trabajo esté completado en tiempo y forma.

Bajo este concepto, los profesionales pueden dedicar más tiempo a sus familias, no invertir preciado tiempo en traslados y, las empresas, logran reducir gastos y contratar mano de obra calificada para trabajos específicos.

En pleno auge, en la región, el trabajo freelance está experimentando un crecimiento exponencial y sostenido, volviéndose una verdadera alternativa para que quieren trabajar sin salir de casa.

Los números

Latinoamérica está en pleno crecimiento en materia de freelancing y emprendedurismo, y son cada vez más los profesionales que eligen trabajar a través de estas modalidades como complemento o en lugar del trabajo tradicional en relación de dependencia. Pero, ¿qué es lo que sabemos sobre los trabajadores independientes latinoamericanos, quiénes son y qué buscan?

Un nuevo reporte de realizado en América Latina, una iniciativa para fomentar el desarrollo de la región a través del emprendimiento, el trabajo remoto e independiente y el co-working, revela que solo en 2016 el freelancing creció por sobre el 180%. Además, el documento, contiene interesantes datos en relación a la distribución de la fuerza laboral, condiciones de trabajo, nivel de estudios y otros datos obtenidos a través de la plataforma de Workana, una red de trabajo remoto e independiente de Latinoamérica.

La mayoría de los profesionales independientes, los tiene Brasil con un 50%. Sigue Argentina con un 13%, y luego México con 12%. Mientras que el 25% se divide entre Perú, Uruguay, Chile, y otros países.

Entre los encuestados, la principal segmentación se da entre freelancers (42%) y emprendedores (11%). La brecha numérica se da básicamente porque los emprendedores suelen dedicar la totalidad de su tiempo a su proyecto, a diferencia de los freelancers donde casi la mitad trabaja part-time y un 33% además, trabaja en relación de dependencia.

Cuestión de edad

Otros datos del estudio, vienen a romper con los mitos, sobre todo los referidos con la edad promedio de los tele trabajadores. Cerca del 20% supera los 49 años, el 31% tiene entre 34 y 43 años y 35% menores de 30 años. Si bien los jóvenes profesionales lideran el sector, el freelancing se populariza entre los más experimentados.

Pero aún existe, como en el mercado laboral en general, una brecha entre hombres y mujeres, donde la distribución es 60-40. En un análisis más profundo realizado por Workana para el Día de la Mujer un 10% de los hombres dijo ganar entre 2000 y 4000 dólares mensuales, mientras que tan solo el 4% de las mujeres obtienen ese salario.

La maternidad es otro de los grandes temas. Mientras trabajan, el 49% de las encuestadas que son madres debe cuidar a sus hijos, cuando tan sólo el 9% de sus parejas se encarga de los hijos mientras ellas realizan sus labores profesionales. Y sólo el 2% de los hombres dijo cuidar a sus hijos cuando trabaja.

La investigación se realizó online y comprendió a más de 5000 adultos en América Latina que han tenido algún trabajo remunerado en 2016.

Por otro lado, según un estudio de la plataforma de trabajo a distancia Freelancer.com, los millennials que ya son padres, jóvenes entre 22 y 35 años de edad, valoran especialmente esta condición porque les permite pasar más tiempo con sus hijos, ocuparse de tareas escolares y de las compras para la casa. Indican que un trabajo que puede durar, en promedio, 4 días y en forma no exclusiva, el promedio de honorarios asciende a los USD 200 por cada trabajo.