Donald Trump y Vladimir Putin, fetiches de una compañía rusa que vende teléfonos de lujo

Fuente: DonWeb.news 

La firma Caviar no se cansa de lanzar al mercado una serie de productos móviles definidos por la excentricidad. ¿Los más recientes? Un iPhone 7 con el rostro del presidente republicano  y un Nokia 3310 que hace honor a Putin y a la cultura de Rusia.

Con la Guerra Fría como gran paradigma de la contienda, Rusia y Estados Unidos han sido protagonistas de una historia definida por las tensiones y que aún hoy no encuentra sosiego. “Rusia ha desplegado un misil de crucero que según Estados Unidos supone una violación del tratado sobre control de armas firmado por ambos países hace tres décadas”, informó en febrero de este año diario El Mundo  dando cuenta de un nuevo capítulo en este antagonismo ancestral, y barriendo ciertos guiños del republicano al presidente ruso durante la campaña. Sin embargo, los actuales paradigmas de la política de estos países encuentran un punto de reunión en una escena impensada: la industria móvil.

La confluencia hay que agradecérsela a Caviar , una compañía rusa de telefonía que cuenta con un particular catálogo de smartphones lujosos con diamantes y oro, y algunos modelos que hacen honor a los actuales presidentes de las mencionadas potencias mundiales. En noviembre de 2016, cuando Donald Trump salió victorioso en las elecciones presidenciales estadounidenses, Caviar presentó un modelo de iPhone 7 que homenajea al excéntrico hombre del Partido Republicano .

Este iPhone llega cubierto en oro y en su cara posterior aparece, en relieve, el retrato de Trump, el escudo de Estados Unidos, y el lema de campaña de Trump, “Make America Great Again” (“hagamos nuevamente grande a Estados Unidos”). Por entonces la compañía rusa dijo que el lanzamiento de esta edición especial (el iPhone 7 Supremo Trump Changeover) celebra la llegada de Trump a la Casa Blanca y expresa la esperanza de un nuevo acercamiento entre Estados Unidos y Rusia. Ambicioso plan para ser tan sólo un teléfono, por más lujo que éste incluya.

Anteriormente, Caviar había presentado otros modelos excéntricos con figuras como la de Ilham Aliyev, el presidente de Azerbaiyán, y la del mandatario de Kazajistán, Nusultán Nazarbáyev. Pero el mayor fetiche de esta compañía inscripta en el sector más lujoso de la industria móvil es Vladimir Putin. En su catálogo hay más de un teléfono que rinde honores al presidente de la Federación Rusa. El más reciente es el Nokia 3310 Supremo Putin .

Esta edición especial se subió al furor que generó la presentación del Nokia 3310 en el Congreso Mundial de Móviles 2017 (MWC). HMG Global, nuevo dueño de los derechos de la legendaria marca finlandesa, presentó en la feria de Barcelona este teléfono básico (no es un modelo inteligente) que rememora un producto que fue exitoso a comienzos de este siglo.

Tal como contó The Verge , aquel teléfono corre con el sistema operativo Series 30+, cuenta con una pantalla QVGA de 2.4 pulgadas, teclado físico del 0 al 9 (nada de QWERTY), e incluye la célebre “viborita”. Se ofrecerá por sólo 57 dólares, muy por debajo de la lujosa edición especial de Caviar, que asciende a los 1600 euros, muy por encima, por ejemplo, del precio de un iPhone 7.

¿Cómo se justifica esta elevada cifra para un feature phone? Pues como es su costumbre, la compañía rusa bañó al teléfono en oro. Además, en su cara posterior grabó el rostro de Vladimir Putin y agregó un fragmento del himno nacional de Rusia. Además el botón central, aquel que está por debajo de la pantalla, también aparece en dorado y en él se puede ver el escudo ruso.

Cabe preguntarse si realmente existe un público de compradores para este tipo de teléfonos; la respuesta puede sorprender. Según contó Daily Mail , cuando en 2013 Caviar lanzó un iPhone 5s con la cara de Putin y baño en oro, las 144 unidades fabricadas se agotaron en pocos días. La mencionada publicación británica dio cuenta además de un interesante detalle del detrás de escena.

Según se dijo, el presidente de Rusia no se mostró a gusto con que su imagen sea utilizada con fines comerciales, aunque desde el departamento de prensa del ejecutivo dijeron que el presidente no tenía intensiones de pedir la suspensión en las ventas. En Caviar dijeron que no lanzarían nuevos productos haciendo uso de la imagen de Putin, lo cual, como hemos visto, no se ha cumplido.

Caviar es parte del movimiento más lujoso de la industria móvil. Es parte de un número pequeño de compañías que no son fabricantes como lo son Apple o Samsung, por mencionar dos casos, sino que operan de un modo similar a las automotrices dedicadas al tunning.

Esto quiere decir que no fabrican productos desde cero sino que agregan elementos y personalizan productos ya existentes, en este caso dotándolos de carácter lujoso. En el mundo, en este segmento son célebres las firmas Vertu y Gresso, aunque éstas nunca han sido tan excéntricas como para colocar el rostro de un presidente en la espalda de los dispositivos.