¿Cuán eficiente es la gestión de repuestos para una empresa?

En muchas organizaciones y empresas, áreas como administración y ventas son clave para el funcionamiento mes a mes. Pero existen otras secciones como la de gestión de mantenimiento que son vitales para la articulación de un negocio.

La gestión de repuestos para todo tipo de maquinarias y vehículos utilizados para la industria es un pilar importante para el funcionamiento de una empresa. Si no se logra una eficiente gestión las horas de trabajo que se pueden desperdiciar se traducen en dinero perdido y muchas veces en retrasos de plazos y entregas pactadas.

Desde que se diagnostica la rotura de la maquinaria se determina el repuesto que se necesita para que el equipo vuelva a funcionar. Para que se llegue a gestionar esa reparación, existen varios pasos que se deben seguir y sobre todo contar con el personal indicado que sepa de reparación de maquinarias porque caer en la equivocación en la compra, muchas veces puede generar nuevas pérdidas económicas para la empresa.

Estos son los pasos que se deben seguir para una eficiente gestión de repuestos:

– Saber exactamente qué pieza de recambio se necesita: detallar sus características, a veces incluso su nombre si no lo conocemos o si se trata de una pieza hecha a medida.

– Localizar el proveedor que dispone de los repuestos: Dependiendo de las circunstancias, podremos elegir entre varios dependiendo del precio ofertado, del plazo de entrega, condiciones de garantía, etc.

– Concretar el pedido del repuesto: En la mayoría de los casos, se ha establecido que el trámite sea autorizado por una tercera persona que puede estar encargada de la parte administrativa de la firma. También hay que tener en cuenta los pagos anticipados para notificarlos al área correspondiente. Si se trata de un proveedor con el que no trabajamos habitualmente, puede pedir el pago anticipado por transferencia bancaria, lo que retrasa el pedido hasta que el pago es efectivo y es clave la articulación rápida para acortar tiempos.

– Plazo de entrega del repuesto: Se puede optimizar este tiempo de inactividad de la maquina para realizar otras tareas como inspecciones visuales, limpieza; actividades necesarias para evitar futuras rupturas de partes.

– Llegada de la pieza: Debe verificarse que el repuesto recibido en manos del especialista sea correspondiente con lo que se ha pedido.

– Montaje y puesta en marcha: Probablemente la máquina debe funcionar a media carga o en vacío, hasta verificar que todo es correcto y empezar a producir con normalidad.