¿Cómo resguardar uno de los patrimonios más valiosos de una marca?

En la gestación de un negocio, el emprendedor pone más atención en cómo trasformar la idea en un caso exitoso, instalar el nombre del emprendimiento, satisfacer la demanda inicial, ser competitivo, etc.

Durante ese período de trabajo, el empresario Pyme puede dar grandes pasos en ese sentido e ir abriendo puertas para su negocio. Pero un descuido puede causar un giro clave para la vida del emprendimiento. El emprendedor puede tener más de un dolor de cabeza si se da cuenta que el dominio de su proyecto está ocupado en Internet o fue registrado por un ciberocupa.

La ciberocupación existe y no sólo la sufren las grandes corporaciones, famosos o destacados deportistas. Cualquier persona puede registrar el nombre de dominio de un emprendimiento y esperar a que este crezca para luego obtener una ganancia vendiéndoselo al interesado en utilizarlo. Para que la ciberocupación no se convierta en una traba a futuro, el emprendedor debe tener en cuenta algunas cuestiones básicas para una ordenada estrategia de registro.

El registro del dominio

El primer paso que se debe realizar, junto con la creación del nombre asociado al emprendimiento, es corroborar si el mismo está disponible en Internet y registrarlo. Como estrategia para derivar tráfico a la web de un negocio, puedes registrar también nombres de dominios con posibles errores de tipeo que los usuarios puedan tener al buscarte en Internet. Por ejemplo, si tu dominio es francogimenez.com, lo más recomendable es registrar también francojimenez.com y francogimenes.com, entre otras alternativas.

¿Quién cuida el capital?

Con el sólo registro de los dominio de una marca no basta. Es clave designar dentro de la estructura de la empresa a la persona capacitada para administrar un capital tan valioso como lo son los dominios en Internet. Esa persona se ocupará de seguir el vencimiento de los dominios, registrar nuevos cuando la empresa lo requiera y estar atento a dominios alternativos que ayuden a proteger la marca en Internet.

Cubre todas las posibilidades

Con el mismo fin de llevar tráfico a tu sitio, puedes registrar otros dominios similares asociados al nombre de tu marca. Por ejemplo, si la firma es negociosonline.com, también deberías registrar emprendimientosonline.com, businessonline.com o proyectosonline.com. De esta forma podrás cubrir búsquedas de potenciales clientes y derivarlos a su sitio web.

Consejos de redacción

Para que tus usuarios te encuentren más fácil, el dominio que generes no debe incluir guiones (-, _) ya que son difíciles de recordar, lo mismo sucede con los números, inclúyelos sólo si son muy significativos para tu firma. Un error muy común entre los usuarios al buscar en Internet es cuando en el nombre de dominio se superponen letras como por ejemplo: negocioonline.com. Si esto sucede, es muy recomendable también que registres negocionline.com para cubrir el posible error de los usuarios.

Así como las personas no diferencian entre mayúsculas y minúsculas en un nombre de dominio, lo mismo ocurre con los servidores web. Optar por un dominio como MiNegocioEnLaWeb.com sólo confundirá a tus clientes. A la hora de publicitar tu dominio, preséntalo siempre en minúsculas.

Regionalización

Si el negocio tiene origen en Argentina, es importante registrar la terminación correspondiente en ese país, por ejemplo: negociosonline.com.ar. Pero en materia de dominios siempre tenés que pensar a futuro. Si planificás hacer negocios en Venezuela y México, los clientes se van a sentir más respaldados ingresando a un dominio .com.ve y .com.mx respectivamente, regístralos.

Algo que no debes olvidar es registrar el .com . Ya que este le dará a tu marca proyección global e internacional. Además, le dará confiabilidad debido a que las personas identifican esta extensión como la más apropiada para los negocios.

Protege la reputación de tu marca (.XXX)

El dominio .XXX es una extensión creada específicamente para identificar sitios Internet relacionados a la industria del contenido para adultos. Registrar dominios .XXX relacionados al nombre de una empresa, marca, producto o persona, ayudarán a proteger la reputación de las mismas. Se puede apuntar el dominio .XXX a un sitio web diferente o a una página genérica. Puede resultar muy negativo para una firma que su dominio .XXX direccione a un sitio con contenidos para adultos.

Fuente: DonWeb.com