Ahora Google prepara sus lentes de contacto inteligentes

Tras firmar un acuerdo con la firma farmacéutica Novartis, la compañía de Mountain View pondrá el ojo en su segmento oftalmológico.

A diferencia de las Google Glass, esta vez no pretenden crear un producto de tecnología portátil. Es que el acuerdo que conjuga los conocimientos entre Google y Alcon, una de las oficinas de Novartis, pone en juego licencias con las que pretenden “responder a necesidades médicas insatisfechas”, según lo afirma el comunicado de prensa emitido por la farmacéutica.

El grupo suizo, que se destaca en el mercado por la aplicación de biotecnología, quiere aprovechar la experiencia que hasta el momento está reuniendo Google en cuanto a la miniaturización de los aparatos electrónicos, además de su dedicación a los equipos inteligentes, para ofrecer lentes de contacto que tengan un plus más allá de la mejoría visual que otorga a sus usuarios.

En este sentido, el director general de Novartis, Joseph Jiménez, dijo “Estamos deseosos de trabajar con Google para combinar su tecnología avanzada y nuestros extensos conocimientos en biología”. Recalcó que el acuerdo permitirá comprender las enfermedades por fuera de los parámetros de observación que permite la medicina tradicional.

Por su parte, el cofundador de Google Larry Page también se expresó en el comunicado: “Nuestro sueño es utilizar la última tecnología de miniaturización de la electrónica, para ayudar a mejorar las vidas de millones de personas”.

Desde Novartis aseguran que el acuerdo tendrá dos segmentos de interés: por un lado, pretenden ayudar a los pacientes diabéticos permitiendo que sus lentes de contacto se conviertan en los medidores del nivel de glucosa, tomando muestras del fluido lagrimal en el ojo y enviando los datos a un aparato con conexión inalámbrica.

Mientras que el otro segmento de interés está dirigido para pacientes con presbicia diagnosticada, de manera que no tengan que usar más sus anteojos para leer y se puedan valer de los lentes inteligentes para ello.

Fuente: www.donweb.com